Inicio

Material didáctico

U.N.L.P. – Fac. de Humanidades y Cs. de la Educación

Departamento de Filosofía

Programa de trabajos prácticos, ejercicios y parciales de Metafísica

Prof. Carlos Garay

 

 
   

Fac. de Humanidades y Cs. de la Educación

Departamento de Filosofía

U.N.L.P.

Metafísica – Curso 2000

 

Programa de Trabajos Prácticos

 

Objetivos

Que el alumno logre

1.        identificar y evaluar los problemas fundamentales de la filosofía de la mente contemporánea de una manera activa y crítica;

2.        desarrollar sus habilidades dialécticas;

3.        aprender a disentir racionalmente; y

4.        aumentar la confianza en sus propias capacidades intelectuales.

 

Condiciones

Dedicaremos aproximadamente tres semanas a cada unidad temática, al cabo de las cuales el alumno deberá elegir un ejercicio y presentar un breve ensayo de dos a cuatro páginas. Los ensayos se evaluarán teniendo en cuenta los siguientes factores: los recursos expresivos, es decir, la calidad y fuerza literaria de su composición; la forma y corrección de la argumentación utilizada para defender el punto; y, por supuesto, los conocimientos adquiridos a través de la lectura de la bibliografía obligatoria y su discusión en clase.

 

Unidad 1

Identificación de las posiciones clásicas en filosofía de la mente: variantes del monismo y del dualismo psicofísicos. El yo. Significado y actitudes proposicionales.

Lecturas obligatorias:

Bunge, Mario, El problema mente-cerebro, Madrid, Tecnos, 1985, Cap. 1.

Rabossi, Eduardo, “Cómo explicar lo mental: cuestiones filosóficas y marcos científicos”, en Filosofía de la mente y ciencia cognitiva, Eduardo Rabossi (comp.), Barcelona, Paidós, 1995, pp. 17-39.

Dennett, Daniel, “¿Dónde estoy?”, en El ojo de la mente. Fantasías y reflexiones sobre el yo y el alma, Douglas R. Hofstadter y Daniel Dennett (comp.), Buenos Aires, Sudamericana, 1983, pp. 279-298.

Ejercicios

1.        Clasificar la(s) postura(s) de Daniel Dennett en “¿Dónde estoy?” de acuerdo a los esquemas proporcionados por  Bunge y Rabossi.

2.        Analice los argumentos a favor y en contra del dualismo ofrecidos por Bunge y tome posición al respecto.

 

 

Unidad 2

Funcionalismo y materialismo eliminativo. La distinción entre estructura y función. Niveles de análisis y niveles de organización. Situación de la psicología popular.

Lecturas obligatorias:

Lycan, Willam, “La continuidad de niveles en la naturaleza”, en Filosofía de la mente y ciencia cognitiva, Eduardo Rabossi (comp.), Barcelona, Paidós, 1995, pp. 143-170.

Churchland, Paul, “El materialismo eliminativo y las actitudes proposicionales”, en Filosofía de la mente y ciencia cognitiva, Eduardo Rabossi (comp.), Barcelona, Paidós, 1995, pp. 43-68.

Ejercicios

1.        Analice en qué medida afectan las críticas de Churchland al funcionalismo homuncular de Lycan, en particular, la referida a la irrefutabilidad.

2.        Compare la psicología popular con alguna de las teorías funcionalistas y establezca semejanzas y diferencias.

 

Unidad 3

 

Reduccionismo y materialismos no reduccionistas. Monismo anómalo, la autonomía nomológica y la superveniencia de las funciones mentales. El argumento de la realizabilidad variable o instanciación múltiple.

Lecturas obligatorias:

Kim, Jaegwon, “El mito del materialismo no reduccionista”, en Análisis Filosófico, XV (1995), Nros.  1 / 2 , pp. 35-56.

Rabossi, Eduardo, “Notas sobre el no reduccionismo y la realizabilidad variable”, en Análisis Filosófico, XV (1995), Nros.  1 / 2 , pp. 167-179.

1.        Vuelva al relato de Dennett de la Unidad 1 y trate de aclarar (nuevamente) las perplejidades.

2.        Examine el monismo emergentista de Bunge a la luz de las críticas de Kim a los materialismos no reduccionistas.

3.        Relacione el argumento de la realizabilidad variable con la atribución de estados mentales a máquinas o animales. Evalúe su plausibilidad.


Notas

Funcionalismo

Van Gulick: Los estados psicológicos se individualizan por tipos de acuerdo con el rol típico que cumplen dentro de una compleja red estados que median entre las condiciones perceptuales  y el comportamiento de los organismos o sistemas. Se dice que un estado pertenece a cierto tipo en virtud de su papel funcional dentro de la red. Estados con contenido: crencias, deseos, estados de atención perceptual en animales superiores e inferiores. También, estados de memoria en computadoras digitales. Es cualquier estado de un sistema cuya adecuada descripción requiera una especificación de su contenido.

La tesis funcionalista básica es que los tipos de estados psicológicos se han de caracterizar en términos de los roles funcionales que juegan dichos estados en una estructura de estados internos. Las consideraciones acerca del rol funcional se utilizan para diferenciar tipos generales de estados (creencias, deseos, intenciones) y también para diferenciar subtipos (creencia en p, q, etc.). Un estado tiene el contenido que tiene sobre la base del papel funcional que juega.

Información como covariancia no aleatoria de propiedades en dos sistemas comunicados. P109

 

'Information and computation reside in patterns of data and in relations of logic that are independent of the physical medium that carries them. When you telephone your mother in another city, the message stays the same as it goes from your lips to her ears even as it physically changes its form, from vibrating air, to electricity in a wire, to charges in silicon, to flickering light in a fiber optic cable, to electromagnetic waves, and then back again in reverse order. In a similar sense, the message stays the same when she repeats it to your father at the other end of the couch after it has changed its form inside her head into a cascade of neurons firing and chemicals diffusing across synapses. Likewise, a given program can run on computers made of vacuum tubes, electromagnetic switches, transistors, integrated circuits, or well-trained pigeons, and it accomplishes the same things for the same reasons'

- Steven Pinker, 'How the Mind Works'

 

Funcionalismo de máquina

                El test de Turing no prueba si un mecanismo tiene o no inteligencia, o si comprende o no algo. En USA se realiza todos los años la Turing Test Competition, organizada por la Electronics Division of the General Dynamics Corporation, y el Cambridge Center for Behavioral Studies otorga el Loebner Prize Competition in Artificial Intelligence. En 1993 se realizó en San Diego. Ocho jueces, todos periodistas científicos de diarios, revistas y programas de TV, se expidieron sobre el nivel de humanidad desplegado en ocho pantallas durante un diálogo de 15'. Del otro lado había tres programas de IA y cinco personas que contestaban estrictamente sobre temas preestablecidos: los programas, sobre malos matrimonios, liberales vs. conservadores y mascotas; las personas, sobre el aborto, custom cars, cocina, artes marciales y baseball.

 

Ocho jueces por un lado, y por el otro,

 

Programa 1: malos matrimonios

Programa 2: liberales vs.conservadores

Programa 3: mascotas

Persona 1: aborto

Persona 2: autos

Persona 3: cocina

Persona 4: artes marciales

Persona 5: baseball

 

Ninguno de los jueces llegó a creer que alguna de los programas fuera humano. Pero cinco jueces confundieron al menos un humano con una máquina. Dos de ellos identificaron a dos humanos cada uno con una máquina, y uno llegó a calificar a un humano por debajo de uno de los programas.

                A mi entender, esto sólo muestra, una vez más, que no sabemos qué estamos atribuyendo cuando atribuimos inteligencia. La persona que contestaba sobre el aborto emitía respuestas totalmente coherentes, breves y bien fundadas. Esa fue la que quedó por debajo de las máquinas, es decir, fue calificada como menos humana.

Componentes básicos de una máquina de Turing

Un conjunto de n posibles estados internos (q1, q2, ..., qn)

Un indicador de estado

Una cinta con infinitos cuadrados

Un conjunto de símbolos que se pueden imprimir (de a uno) o borrar.

En todo instante t, la máquina lee el símbolo que le toca. Lo próximo que haga depende de qué símbolo se trate y del estado interno en el que se encuentre. Entonces, el par <estado actual, input> en el tiempo t define la acción a realizar en t+1. Pueden pasar tres cosas: 1. Modificar el símbolo o dejarlo como está, 2. Correr la cinta a izquierda, derecha o dejarla como está, y 3. Cambiar de estado o dejarlo como está.

Los funcionalistas clásicos sostienen que lo esencial de los procesos psicológicos (en especial los cognitivos) es el programa que corre en la computadora fisiológica. El mismo programa podría correrse en la población china (los chinos hacen de neuronas)

Hemos aprendido que sí importa qué procesos físicos tienen lugar dentro de nosotros y que no están simplemente  ejecutando un programa. La mayoría de las características psicológicas más importantes surgen de la manera peculiar en la que codificamos físicamente la información y por los medios físicamente distribuidos por los cuales esa información se transforma.

Funcionalismo clásico o funcionalismo de máquina

Es demasiado amplio porque permite adjudicar estados mentales a sistemas que no los tienen. Por ejemplo, los robots de cabeza homuncular o la población china cuyos habitantes podrían ejecutar el  programa que realmente ejecuta el cerebro humano y no por eso podría decirse que tiene consciencia.

Es demasiado estrecho, pues la caracterización de input y output en términos específicamente humanos impediría adjudicar estados mentales a los marcianos o a cualquier sistema no humano que los tenga.

Ambas críticas suponen el conocimiento a priori de casos, de ejemplos, de mente o mental. El problema fundamental es el de la correcta identificación de las clases naturales pertinentes. Y ese es un problema empírico. (“empírico” significa que hay que esperar y ver qué pasa).

 

 

Ocupante

(Estructural, de implementación, hardware)

Rol

(funcional, software)

Sistema excretor

Eliminar desperdicios

Riñón

Eliminar los desperdicios solubles en agua

(construir un sist. Excretor)

Nefrón

Separar el agua del resto

(construir un riñón)

Cápsula de Bowman

Almacenar el agua

(construir un nefrón)

 

 

Ocupante

Rol

Potencial de acción

Transmitir impulsos de una región a otra

Canales iónicos, neurotransmisores, hormonas

Generar el potencial de acción

Neurona

(elemento estructural del tejido)

Neurona

(modulador de cargas eléctricas)

 

Reconocedor de rostros digital. Sobre teleología. Localizador de perspectiva, analizador (codificador), archivo, oficial de relaciones públicas, subrutinas motoras. Lo mental parece distinto y aislado de lo físico sin ser ontológicamente tal cosa. El misterio de lo mental no es más grande que el misterio del corazón, el riñón o la calculadora de bolsillo.

 

 

 

Conciencia

Lo que aparece a la conciencia en un momento dado no es nada más que un breve resumen de una gran actividad interna. Es un resultado que sirve a algún uso particular. El sistema nervioso provee a la conciencia sólo de lo necesario para sobrevivir. Como el tablero de un auto que indica sólo algunos parámetros sobre los acontecimientos externos e internos.

 

“No hay unión posible entre el cuerpo objetivo estudiado por el fisiólogo y mi conciencia”, Lyotard, La fenomenología, Eudeba, p. 34.

 

To men a man is but a mind.  Who cares

  What face he carries or what form he wears?

  But woman's body is the woman.  O,

  Stay thou, my sweetheart, and do never go,

  But heed the warning words the sage hath said:

  A woman absent is a woman dead.

 Jogo Tyree

 

 


Descartes, Meditacion VI (fragmento)

 

Para comenzar este examen he de observar, ante todo, que existe una gran diferencia entre el espiritu y el cuerpo, porque aquél es indivisible, y éste divisible. En efecto, cuando me considero en tanto no soy más que una cosa que piensa, no puedo distinguir en mí partes; antes bien, conozco que soy una cosa absolutamente una y entera; y aunque todo el espíritu parece unido al cuerpo, cuando un pie, un brazo, cualquier otro miembro es separado del cuerpo conozco perfectamente que mi espíritu no pierde nada; las facultades de querer, sentir, concebir, etc., no deben llamarse partes, porque es el espíritu todo entero el que quiere, siente, concibe, etc. En las cosas corporales o extensas ocurre todo lo contrario; la más pequeña, puede ser dividida por mi espíritu en multitud de partes con la mayor facilidad. Esto debiera enseñarme que el espíritu o el alma del hombre es enteramente diferente del cuerpo.

 

Observo también que el espíritu no recibe inmediatamente la impresi6n de todas las partes del cuerpo, sino sólo del cerebro o tal vez de una de sus más pequeñas partes, de aquella en que se ejercita la facultad llamada sentido común, la cual siempre que está dispuesta de la misma manera hace sentir lo mismo en el espiritu, aunque las demás partes del cuerpo puedan estar diversamente dispuestas, como lo atestiguan infinidad de experiencias que no es necesario referir aqui.

 

Observo, además, que tal la naturaleza del cuerpo, que ninguna de sus partes puede ser movida por otra un poco lejana si no lo puede ser también por cada una de las partes que estan entre las dos, aunque la más lejana permanezca inactiva. Por ejemplo en la cuerda A, B, C, D, si se tira y mueve la última parte D, la primera A se moverá como si fuera tirada de una de las partes medias B o C, aún permaneciendo inmóvil la última. De la misma manera, cuando siento dolor en el pie, la física me enseña que esta sensación se comunica por medio de los nervios dispersos en el pie que, extendiendose desde éste hasta el cerebro, cuando son puestos en tensión por la parte del pie, el movimiento sube al cerebro por toda la longitud del nervio y allí excita el movimiento instituido por la naturaleza para hacer sentir el dolor en el espíritu como si estuviera en el pie; pero para que los nervios se extiendan desde el pie hasta el cerebro, han de pasar por la pierna, muslo, costado, espalda y cuello; y puede ocurrir que las extremidades de los nervios que estan en el pie no sean impresionadas, sino algunas de sus partes que pasan por el costado o por el cuello; y esto, no obstante, excita los mismos movimientos en el cerebro, que podrian ser excitados por una herida recibida en el pie, por to cual será necesario que el espíritu sienta en el pie el mismo dolor que si hubiera recibido una herida. De modo semejante es preciso juzgar de las demás percepciones de nuestros sentidos.

 

 

Alexis Carrel, La incógnita del hombre, Buenos Aires, Hachette, 1953, pp. 121-122.

 

Simultáneamente con las actividades fisiológicas, el cuerpo manifiesta otras actividades que se llaman mentales. Los órganos tienen su expresión en el trabajo mecánico, el calor, los fenómenos eléctricos y las transformaciones químicas, que pueden medirse con las técnicas de la Física y de la Química. La existencia del espíritu, de la conciencia, se descubre por otros procedimientos, tales como los empleados en la introspección y en el estudio de la conducta humana. El concepto de conciencia es equivalente al análisis de nuestro “yo” hecho por nosotros mismos y a la expresión del propio ser de nuestros semejantes.  ... En realidad, el cuerpo y el alma son vistas tomadas del mismo objeto, aunque por métodos diferentes; abstracciones obtenidas por nuestra razón de la unidad concreta de nuestro ser.  La antítesis de materia y espíritu representa únicamente la oposición de dos clases de técnica. El error de Descartes fue creer en la realidad de estas abstracciones y considerar lo material y lo mental tan heterogéneos como dos cosas distintas. Este dualismo ha pesado mucho sobre la historia de nuestro conocimiento del hombre. Porque ha engendrado el falso problema de las relaciones del alma y el cuerpo.  No existen tales relaciones. Ni el alma ni el cuerpo pueden ser estudiados por separado. Solamente observamos un ser complejo, cuyas actividades han sido divididas arbitrariamente en fisiológicas y mentales.  Claro es que siempre continuaremos hablando del alma como una entidad. Igual que cuando se habla de la puesta y la salida del Sol, aunque todos sabemos desde la época de Galileo que el Sol no se mueve.

 

1941: Si es necesario trabajaré con el diablo con tal de salvar la vida de los niños

Bunge, Mario, El problema mente-cerebro, cap. 1

 

Mental es todo aquello que cognoscible infaliblemente o aquello que carece de extensión. Físico es lo contrario.

 

·         El problema: la identificación del sujeto de los predicados mentales.

·         Actitud frente al problema: pseudo problema, problema insoluble, problema soluble.

·         Dos posiciones frente al problema soluble: el sujeto  es la mente (alma o espíritu) y el cerebro.

·         Rechaza D1 y D2.

·         En el resto de los dualismos dejamos lo mental en la oscuridad o en manos de los filósofos no científicos o de los teólogos.

·         Caracterización de estado y proceso (función).

·         Rechaza M1 por incompatible con la ciencia que manipula cosas concretas y admite inobservables.

·         Rechaza M2 por impreciso y oscuro.

·         Rechaza M3 por negar el problema.

·         M4 requiere una reducción ontológica y gnoseológica (la psicología como rama de la física). No se adecúa a la variedad cualitativa de la realidad. Es insostenible. “Una vez explicada, la visión continúa siendo la visión, la imaginación imaginación, etc.”

·         M5 ¿es un monismo? . Pluralismo de entidades y pluralismo de propiedades y de leyes. Rechaza la nivelación de la variedad cualitativa. Pero acepta parcialmente el reduccionismo gnoseológico.

 

La sensación es el estímulo inorganizado de los sentidos; la percepción es sensación organizada, la concepción es percepción organizada, la ciencia es conocimiento organizado y la sabiduría es vida organizada. (Will Durant, Historia de la filosofía, p. 318)

 

Diez concepciones sobre el problema mente-cerebro. j representa al cerebro (o lo físico)

 y y la mente (o lo mental (Tabla 1.1 de Bunge)

Monismo psicofísico

Dualismo psicofísico

M1

Todo es y: idealismo, panpsiquismo y fenomenismo. Berkeley, Fichte, Hegel, Fechner, Mach, James, Whitehead, Teilhard de Chardin

D1

j y y son independientes. Nadie ha llegado tan lejos excepto L. Wittgenstein.

M2

j y y son otros tantos aspectos o manifestaciones de una única entidad: monismo neutral, concepción del doble aspecto. Spinoza, James, Russell, Carnap, Schlick, Feigl.

D2

j y y son paralelos o sincrónicos: paralelismo psicofísico, armonía preestablecida. Leibniz, R. Lotze, H. Jackson, algunos gestaltistas, el joven Freud.

M3

Nada es y: materialismo eliminativo, conductismo. J. B. Watson, B. F. Skinner, A. Turing, R. Rorty, W. V. O. Quine.

D3

j afecta o causa (incluso secreta) y: epifenomenismo. T. H. Huxley, K. Vogt, C. D. Broad, A. J. Ayer, R. Puccetti.

M4

y es físico: materialismo reductivo o fisicalista. Epicuro, Lucrecio, Hobbes, K. S. Lashley, J. J. C. Smart, D. Armstrong, P. K. Feyerabend.

D4

y afecta, causa, anima o controla j: animismo. Platón, San Agustín, Tomás de Aquino, S. Freud, R. Sperry, K. Popper, S. Toulmin.

M5

y es un conjunto de funciones (actividades) cerebrales emergentes: materialismo emergentista. Diderot, C. Darwin, Cajal, T. C. Schneirla, D. Hebb, D. Bindra

D5

j y y interactúan: interaccionismo. Descartes, W. McDougall, W. Penfield, J. Eccles, K. Popper, J. Margolis.

 


Rabossi, E., Cómo explicar lo mental

 

Filosofía de la mente. Apriorismo. Partidarios explícitos e implícitos. Empirismo.

Las nuevas ciencias de la mente y el giro cognitivo. H. Gardner.

Lógica matemática. Alan Turing. Wiener y la cibernética.. Shanon y la teoría de la información. McCulloch y Pitts. Hebb. Luria.

Comité o confederación compuesto de lingüística, psicología, IA, neurociencia y filosofía.

Bases: los diez puntos.

El status de la psicología del sentido común. La Folk Psychology como teoría. Esquemas explicativos y predictivos de la conducta. Evaluación. Realismo de estados y procesos mentales.

Fodor. Actitudes proposicionales (estados mentales con contenido proposicional) semánticamente evaluables y causalmente eficaces. Instrumentalismo de Dennett.

La posibilidad de negar que la FP sea una teoría. Van Gelder.

 

La naturaleza de los fenómenos mentales. El funcionalismo.

La naturaleza de un estado mental es su rol causal (inputs sensoriales, otros estados mentales internos y outputs fisiológico conductuales); la función (el rol causal) es distinta de la implementación física (el ocupante del rol); la explicitación del rol causal permite identificar tipos (clases, propiedades) funcionales; la implementación física involucra casos (ejemplares) específicos de esos tipos en el nivel estructural; los casos de los tipos funcionales son idénticos a estados (caso) físicos; y los tipos funcionales son independientes de la base de implementación, ee, son realizables en un número indefinido de bases de implementación (argumento de la realizabilidad variable).  La metáfora del computador. Dificultades: se pueden cumplir los requisitos funcionalistas y no haber estados mentales; no se captan los qualia; y está muy restringido a lo humano. Puede llegar a ser irrefutable.

Propiedades sintácticas y semánticas. Ojo con las propiedades y los conceptos (intensiones)

Las actitudes proposicionales, la teoría representacional de la mente y la hipótesis del lenguaje de pensamiento.

Dependencia contextual del contenido y esquemas individuativos.

Teoría sintáctica de la mente. Elimina los contenidos como intermediarios entre la sintaxis y la semántica en la TRM. Los estados cognitivos son mapeados en objetos sintácticos abstractos de modo que las interacciones entre esos estados y los nexos causales con los estímulos y la conducta son descriptos en términos de las propiedades y relaciones sintácticas de tales objetos abstractos.

Programas amplios y estrechos (solipsismo metodológico) para la psicología.

 

El significado y los contenidos mentales.

Propiedades intrínsecas y relacionales. Superveniencia. El argumento de Putnam contra el significado estrecho. Rabossi dice que el argumento implica que el contenido depende de sus propiedades relacionales, es decir, 1) que los orígenes causales de los estados psicológicos desempeñan un papel crucial en la determinación del contenido representacional, y 2) que los estados mentales no supervienen en los estados neurales.

 

Los modelos computacionales de la mente

Conexionismo y las condiciones de Fodor & Pylyshyn: productividad (comprender y producir oraciones de estructura no limitada); sistematicidad (Juan es hermano de Pedro implica que Pedro es hermano de Juan); composicionalidad (el signficado oracional como función del significado de los componentes); y la coherencia inferencial (inferir p de p & q)

Enfoque subsimbólico y simbólico emergente.

 

 

El  sentido común tiene un componente teórico.

Explicación y predicción en PF. Leyes supuestas. Justificación de condicionales subjuntivos.

El significado implícito de los TT.

Otras mentes:

No se infiere deductivamente de la conducta

No se infiere analógicamente del caso propio

Es una hipótesis explicativa de la conducta de los individuos, es decir, no depende del caso propio, la certidumbre introspectiva no cuenta: aprendemos a hablar de nuestros estados internos igual que aprendemos a adscribirselos a los demás.

Intencionalidad: comparación con la Física.

Mente cuerpo: identidad, dualismo, funcionalismo y materialismo eliminativo.

Examinar la PF en relación con sus defectos, su fertilidad y la probabilidad de verdad.

No explica:

Naturaleza y dinámica de la enfermedad mental

Imaginación creadora

Diferencias individuales

Sueño

Habilidades motoras

Imagen 3D a partir de 2D

Ilusiones

Memoria

Aprendizaje: cambio conceptual y formas no y pre lingüísticas

Historia de retraimiento, infertilidasd y decadencia. La PF se aplicaba antes a todo. Ahora sólo a los mamíferos superiores.

No se ve que pueda integrarse al resto de la ciencia.

Dimensión normativa de la PF: no es una tesis empírica.

Dimensión abstracta: los robots se construyen para satisfacer requisitos preconcebidos.

Relación entre la PF y los sistemas empíricos naturales

 


 

Kim, Jaegwon, “El mito del materialismo no reduccionista”, en Análisis Filosófico, XV (1995), Nros.  1 / 2 , pp. 35-56.

 

Distinguir entre fisicalismo y materialismo.

Tesis: Un fisicalista tiene sólo dos opciones genuinas: el eliminativismo y el reduccionismo. El dualismo de propiedades no se puede sostener.

Emergencia a partir del nivel biológico y emergencia a partir del nivel físico.

 

Hacia fines de los 60 el reduccionismo declina debido a dos presiones: 1) el anomalismo de lo mental (Davidson) y 2) del argumento de la realizabilidad múltiple de los estados mentales (Putnam 1967).

 

La irreductibilidad de la psicología, la sociología y la economía a la física puede verse de dos maneras: implicando el eliminativismo (Quine, Churchland), o implicando la autonomía (fisicalistas recientes).

 

Davidson: el anomalismo de lo mental es una conjunción de a) no hay leyes puramente psicológicas, y b) no hay leyes que conecten eventos psicológicos con eventos físicos.

Ejemplos de eventos mentales según Davidson: percepciones, recuerdos, dicisiones y acciones.

 

“Eventos mentales tales como percepciones, recuerdos, decisiones y acciones resisten ser capturados en la red nomológica de la teoría física. ¿Cómo puede reconciliarse este hecho con el rol causal de los eventos mentales en el mundo físico?. Reconciliar la libertad con el determinismo causal es un caso especial del problema si suponemos que el determinismo causal implica necesariamente estar capturado en esa red y la libertad implica necesariamente escapar de ella. Pero el tema más amplio puede permanecer vigente aún para quien crea que un análisis correcto de la acción libre no revela ningún conflicto con el determinismo. La autonomía (libertad, autogobierno) quizás pueda, o no, chocar contra el determinismo. La anomalía (no caer bajo una ley) parece ser otra cosa.

Comienzo suponiendo que tanto la dependencia causal como el hecho de ser anómalo son hechos innegables de los eventos mentales. Mi pretensión es, por lo tanto, explicar, frente a las evidentes dificultades, cómo puede ser esto. Simpatizo con Kant cuando dice “es tan imposible para la más sutil filosofía como para el más común de los razonamientos deshacerse de la libertad. La filosofía de, por tanto, suponer que se se encontrará ninguna verdadera contradicción entre la libertad y la necesidad natural en las mismas acciones humanas, pues no puede rechazar la idea de naturaleza más que la idea de libertad. Por lo tanto, aún si jamás fuésemos capaces de concebir cómo es posible la libertad, al menos deberemos erradicar convincentemente esta evidente contradicción. Pues si el pensamiento de libertad se contradice a sí mismo o contradice a la naturaleza...  tendría que rendirse en competencia con la necesidad natural” (Principios fundamentales de la metafísica de las costumbres).

Generalicemos de las acciones humanas a los eventos mentales, substituyamos libertad  por anomalía y tendremos una descripción de mi problema.

 

De la irreductibilidad se pueden deducir dos posiciones: el eliminativismo o la autonomía de lo mental.

 

El argumento de Davidson: eventos mentales causan eventos físicos; no hay leyes mentales; sí hay leyes físicas; luego, todo caso de causación mental debe instanciar una ley física; por lo tanto, el evento mental tiene una descripción física o pertenece a una clase de eventos físicos. Todos los eventos son eventos físicos.

Réplica de Kim: distribuya Ud. arbitrariamente los eventos mentales y no notará la diferencia. En realidad, es un eliminativismo.

 

El argumento de Putnam demuestra que

Fi -> M    no se da,  pero presupone que   Ei -> (M <-> Fi)    sí se da

La realizabilidad múltiple es, pues, consistente con un reduccionismo local por especies y no tiene consecuencias antirreduccionistas.

 

Superveniencia. Moore y Hare.  Las propiedades supervenientes son dependientes, o determinadas por, las propiedades subvenientes de base. Pero son irreducibles a estas.

No puede haber dos eventos físicamente semejantes pero diferentes mentalmente. Ni a la inversa.

Condiciones: a) la relación debe ser no reductiva; y b) debe ser de dependencia en algún sentido fuerte.

Problema central: si la dependencia es no es reductiva, no es dependencia; y si es dependencia, es reductiva.

General: las cosas que son indiscernibles con respecto a sus propiedades de base o subvenientes no pueden diferir con respecto a las propiedades supervenientes. Global: aplicada a mundos: los mundos indiscernibles físicamente son también indiscernibles en sus aspectos mentales.

Ver versión carnapiana de mundos posibles para mostrar cuándo dos mundos son idénticos: cuando la distribución de propiedades es idéntica.

Explicar: “Se puede mostrar que, tal como se espera, la superveniencia global de lo mental a lo físico no implica la existencia de leyes psicofísicas”... Es decir, es consistente con la irreducibilidad de lo mental a lo físico.

Kim: la global es muy amplia. Mundos con pequeñas diferencias podrían diferir en lo mental tanto como se quiera.

Argumentos para mostrar por qué las perspectivas del fisicalismo no reduccionista son sombrías:

El FnoR acepta en su ontología eventos mentales que exhiben propiedades mentales (realista mental): ser un dolor,  creer que la nieve es fría. Si es cierto que no son eliminativistas, los eventos mentales deberán tener algún rol causal.

Hay causación psicofísica.

Clausura causal del dominio físico:  todo evento físico que tiene una causa en t tiene una causa física en t. Negarla implica la incompletitud de la física.

En la causación psicofísica:

La causa es parcial.

Cada causa (la mental y la física) es independientemente suficiente. El efecto está sobredeterminado.

 

 

 

Examen Parcial

 

1. Materialismo eliminativo y teoría de la identidad.

 

a) Lea detenidamente el siguiente párrafo de Popper.

Penfield (1955), mediante un electrodo, estimuló repetidamente los cerebros abiertos de pacientes que estaba operando en estado de plena consciencia. Cuando se estimulaban de ese modo determinadas áreas del córtex, los pacientes decían revivir experiencias visuales y auditivas muy vivas, a la vez que eran totalmente conscientes de cuál era el medio en el que se encontraban en aquel momento. “Un joven paciente sudafricano que yacía en la mesa de operaciones [...] se reía con sus primos en una granja de Sudáfrica, siendo consciente a la vez de hallarse en un quirófano de Montreal.” (Penfield, 1975, p. 55). Tales informaciones, que son claramente reproducibles y que se han repetido en numerosos casos, tan sólo se pueden explicar, que yo sepa, admitiendo experiencias subjetivas conscientes. [...] Estos experimientos de Penfield pueden ser compatibles con una teoría de la identidad. No parecen ser compatibles con el fisicalismo radical [así llama Popper al materialismo eliminativo]: con la negación de la existencia de estados subjetivos de consciencia. Hay muchos experimentos similares.. Todos ellos ponen a prueba y establecen, por métodos conductistas, la conjetura —si es que debe considerarse una conjetura más bien que un hecho— de que poseemos experiencias subjetivas, procesos conscientes. Hay que admitir que existen todas las razones para pensar que éstos van de la mano de procesos cerebrales. (Karl Popper y John Eccles, El yo y su cerebro, Labor, Barcelona, 1993, pp. 74-75).

 

b) Caracterice brevemente las tesis de la identidad y del materialismo eliminativo.

c) Evalúe, a la luz del artículo de Churchland, la afirmación de Popper de que los experimentos de Penfield pueden ser compatibles con la teoría de la identidad pero no con el materialismo eliminativo.

2. Funcionalismo

 

a) Lea detenidamente el siguiente párrafo de Dretske.

Un sistema S representa una propiedad F, si y sólo si S tiene la función de indicar (proveer información acerca de ) la F de un cierto dominio de objetos. S realiza su función ocupando diferentes estados s1, s2, ... sn que corresponden a los diferentes valores f1, f2, ... fn de F. Un velocímetro (S) representa la velocidad (F) de un auto. El trabajo, la función, de S es indicar al conductor la velocidad (F) del vehículo. Los diferentes estados del velocímetro representan las diferentes velocidades. Que la aguja del velocímetro llegue al número 50 indica, representa, que el auto va a 50 km/h. Esto es un hecho representacional. En cambio, el hecho de que el velocímetro esté conectado a las ruedas por medio de un cable que le trasmite la información no es un hecho representacional. Es un hecho acerca de un sistema representacional, pero no un hecho representacional. Hay hechos acerca de representaciones (hechos relacionados con la forma, el color, el tamaño, el material y el modo de operación) que no dicen nada acerca de qué tipo de información se supone que suministran, y ni siquiera si están diseñados para trasmitir algún tipo de información.  En la explicación representacional de la mente que intento ofrecer, la diferencia entre hechos representacionales y hechos acerca de representaciones es la diferencia entre la mente y el cerebro. Los neurocientíficos pueden conocer muchos hechos acerca del cerebro. Incluso pueden ser hechos acerca de representaciones mentales (hechos acerca de experiencias y pensamientos). Pero eso no es conocer hechos acerca de la mente. El conocimiento de la mente, de los hechos mentales, es, de acuerdo con la tesis  representacional, conocimiento de hechos representacionales, no (meramente) hechos acerca de representaciones mentales. (Fred Dretske, Naturalizing the Mind, The MIT Pres, Cambridge, Mass., 1995, pp. 2-3.)

 

b )   Caracterice brevemente el funcionalismo teleológico.

c)       Relaciónelo con la tesis representacional de Dretske.

d)       Evalúe la afirmación de que hay hechos acerca de representaciones que no nos dicen nada acerca de qué tipo de información se supone que suministran.


1. Lea atentamente los siguientes párrafos:

A) La “falacia fenomenológica” es el error de suponer que cuando el sujeto describe su experiencia, cuando describe cómo se ven, cómo suenan, huelen, saben o cómo se sienten las cosas, está describiendo literalmente propiedades de objetos y eventos de una clase peculiar que ocurren en una suerte de pantalla de cine o de televisión interna, usualmente llamada “campo fenoménico”. Si suponemos, por ejemplo, que cuando un sujeto nos informa de una postimagen verde [si miramos por un momento el sol, y luego cerramos los ojos, vemos una mancha de color. Eso es una postimagen] está aseverando la ocurrencia en su interior de un objeto que es literalmente verde, es claro que tenenemos en nuestras manos una entidad para la que no hay lugar en el mundo físico. En el caso de la postimagen verde, no hay no hay ningún objeto verde en el entorno que corresponda a la descripción que el sujeto ofrece. Ni tampoco hay nada verde en su cerebro; es más, ni siquiera hay nada que pueda haber surgido cuando nos informó de la aparición de la postimagen verde. Los procesos cerebrales no son la clase de cosas a las cuales se pueda aplicar propiamente conceptos de color.  La falacia fenomenológica sobre la que se basa este argumento depende de la siguiente equivocada suposición: como nuestra capacidad para describir cosas de nuestro entorno depende de nuestra conciencia de ellas, entonces, nuestras descripciones de cosas son primariamente descripciones de nuestra experiencia consciente y sólo secundariamente, indirectamente e inferencialmente, descripciones de los objetos y eventos que ocurren en nuestro entorno. ... [Sin embargo] no describimos nuestra experiencia consciente en términos de mitológicas “propiedades fenoménicas” que se supone que se adhieren a mitológicos “objetos” pertenecientes al mitológico “campo fenoménico”, sino por referencia a propiedades físicas reales de objetos, eventos y procesos concretos que dan origen a la clase de experiencia consciente que tratamos de describir. En otras palabras, cuando describimos a la postimagen como verde, no estamos diciendo que existe algo, la postimagen, que es verde; estamos diciendo que tenemos la clase de experiencia que normalmente tenemos cuando vemos una mancha de luz verde. (U. T. Place, “The Identity Theory”, British Journal of Psychology (1956), pp. 44-50.)

B) Ejemplo: zorrinos y vegemita. He olido zorrinos, de manera que sé cómo es oler zorrinos. Pero los zorrinos viven sólo en algunas partes del mundo, de modo que es posible que Ud. nunca haya olido zorrinos. Si Ud. nunca olió un zorrino entonces Ud. no sabe cómo es el olor del zorrino. Nunca lo sabrá, a menos que un día huela un zorrino. Por otro lado, es posible que haya probado  la vegemita, esa famosa sustancia australiana; yo nunca la he probado. Así, es posible que Ud. sepa cómo sabe la vegemita. Yo no lo sé, y a menos que la pruebe, nunca lo sabré. De nada servirá  tomar lecciones acerca de la  composición química del aroma del zorrino ni de la vegemita, ni sobre la fisiología de las fosas nasales o las papilas gustativas, ni de neurofisiología de los nervios sensoriales ni del cerebro. Ninguna cantidad de información física que podamos reunir sobre los zorrinos o la vegemita nos servirá para saber cómo huelen o cómo saben. Existe una explicación natural y tentadora de por qué la información física no es de ayuda. Es la hipótesis de que, además de la información física existe una clase irreduciblemente diferente de información que podemos adquirir: información fenoménica. Las dos clases de información son independientes. Dos posibles casos pueden ser exactamente iguales físicamente pero diferentes fenoménicamente. (David Lewis, “What Experience Teaches”, Procceedings of the Russellian Society, University of Sydney, 1988.)

 

2. Determine si los párrafos anteriores son o no compatibles con

a) el dualismo de sustancias

b) las teorías de la identidad

c) el materialismo eliminativo y

d) el funcionalismo.

 

3. Determine si se puede aplicar la falacia fenomenológica a los ejemplos de Lewis.

 

4. ¿Es necesario para Lycan aceptar la distinción de Lewis entre información física e información fenoménica? ¿Por qué?


 

 

1. Lea con atención el siguiente párrafo:

La doctrina de la superveniencia de lo mental en lo físico dice que no puede haber diferencias mentales sin las correspondientes diferencias físicas: si en dos momentos diferentes un sistema está en dos estados mentales diferentes, entonces en esos dos momentos tienen que tener dos propiedades físicas diferentes. Este enfoque es una consecuencia de la tesis de que los fenómenos mentales son causados por el cerebro y realizados en él, porque si los efectos son diferentes, las causas tienen que ser diferentes. Me parece, por cierto, que es un mérito del enfoque que he adelando aquí, que la superveniencia de lo mental sea simplemente un caso especial del principio general de la superveniencia de macropropiedades en micropropiedades. No hay nada especial o arbitrario o misterioso acerca de la superveniencia de lo mental en lo físico; es simplemente un caso más de la superveniencia de las propiedades físicas de alto nivel en las propiedades físicas de nivel más bajo. Si un recipiente con agua tiene hielo en cierto momento y líquido en otro momento, entonces tiene que haber una diferencia en el comportamiento de las micropartículas que dé cuenta de la diferencia. De manera semejante, si yo quiero agua en un momento y luego no quiero agua, tiene que haber una diferencia en mi cerebro que dé cuenta de esta diferencia en mis estados mentales.

 

a) ¿Puede entenderse la posición de Searle como una versión del materialismo no reduccionista?. ¿Por qué?

b) Aplique a este caso las críticas de Kim a la noción superveniencia.

 

 

 

 

2. Caracterice brevemente el monismo anómalo de Davidson y establezca su relación con el eliminativismo.

 

 

 

Bonus: la pregunta 3 es opcional. Contestarla puede ayudar a recuperar puntos perdidos en las respuestas anteriores.

 

3. Relacione los esfuerzos de Davidson por defender el monismo anómalo con el tema del libre albedrío.

 

 

A la página de inicio